Dominio legal

Palabras justas y plazos cortos

El sector jurídico es un dominio especialmente sensible. Por esta razón AWS Traduction ha creado un departamento especial, dedicado exclusivamente a tratar documentos en esta esfera.

Los jefes de proyectos encargados de los dosiers lo hacen con pleno conocimiento de los usos y costumbres en este sector y trabajan únicamente con profesionales del mismo.

Traductor La traducción jurídica profesional es un ejercicio complejo y exigente. Requiere conocimientos profundos en derecho, un dominio perfecto de la combinación de idiomas y cualidades de redacción que permitan la justa restitución del texto original.

Un traductor jurídico no se limita simplemente a traducir, el mismo lleva a cabo búsquedas terminológicas y jurídicas para que la traducción se adapte perfectamente al país de destino. Por ejemplo, la traducción de un documento jurídico del inglés al francés supone pasar del derecho anglosajón al derecho francés, lo que requiere un trabajo de adaptación importante.

Para responder a estas exigencias de calidad, todos nuestros traductores son de lengua nativa y expertos en derecho del país de destino. Los mismos podrán restituir una traducción conforme al contexto cultural y jurídico del país de destino.

Pueden tratar contenidos que abarcan ámbitos tan diversos como el derecho civil o mercantil, el derecho de sociedades, bancario, de seguros, el derecho social, del trabajo, etc.

Las etapas de una traducción jurídica exitosa

Gestión de proyecto

El jefe de proyecto dedicado estudia la petición y utiliza los recursos con las competencias adecuadas.

Traducción

El traductor, especializado en esta esfera, realiza las búsquedas terminológicas y jurídicas necesarias.

Entrega

El documento traducido se entrega en el plazo fijado, fiel al texto original y adaptado al país de destino.

PRESUPUESTO GRATUITO

Escribe detalladamente tu solicitud en el siguiente formulario.

TOP